Pasar al contenido principal

Síndrome de
apnea del sueño

El síndrome de la apnea del sueño se caracteriza por interrupciones breves y repetidas en la respiración.

Síndrome de apnea del sueño

El síndrome de apnea del sueño, también llamado síndrome apnea-hipopnea (SAHS), es el más frecuente de los trastornos respiratorios que se producen durante el sueño, ya que afecta a alrededor del 10% de los adultos entre 40 y 60 años.

Este trastorno del sueño se debe a episodios repetidos de obstrucción o colapso de la vía aérea superior que tiene lugar mientras la persona afectada duerme, debido a que la vía respiratoria se estrecha, se bloquea o se vuelve flexible.

La apnea se define como una interrupción temporal de la respiración de más de diez segundos de duración provocando un colapso, bien mediante la reducción (hipopnea) o bien mediante la detención completa (apnea) del flujo de aire hacia los pulmones.

Puede producir, entre otros efectos, una disminución de los niveles de oxígeno y un aumento del nivel de anhídrido carbónico (CO2) en la sangre, así como un pequeño despertar a menudo subconsciente (arousal), que permite recuperar la respiración normal hasta que se produce el siguiente episodio. Por lo general, la respiración vuelve a la normalidad, a veces con un ronquido fuerte o con un sonido parecido al que una persona hace cuando se atraganta. La duración de las pausas puede variar entre unos pocos segundos a varios minutos, y normalmente se producen entre 5 y 30 veces por hora.

Clasificación

Según la frecuencia de las pausas respiratorias el síndrome de apnea del sueño, se clasifica en:

  • Leve: las pausas ocurren entre 10 y 20 veces por hora.
  • Moderado: entre 20 y 30 veces por hora.
  • Severo: más de 30 veces por hora.

Este trastorno se presenta con mayor frecuencia en hombres que en mujeres debido a un factor hormonal protector en las mujeres, pero tras la menopausia se equipara la incidencia. Las personas con sobrepeso y obesidad son mucho más propensas a sufrirlo.

Consecuencias

Las principales consecuencias de este trastorno son:

  • Somnolencia excesiva durante el día debida a la mala calidad del sueño. Esto puede afectar a la capacidad intelectual y al rendimiento, y puede ser causa de accidentes laborales y de circulación. Puede llegar a causar fatiga crónica.
  • Trastornos respiratorios.
  • Trastornos cardiovasculares: hipertensión arterial, arritmias…
  • Trastornos psicológicos e intelectuales: dificultad de atención-concentración, depresión nerviosa, etc. También son frecuentes continuos cambios en el estado de ánimo, ansiedad, dolor de cabeza (sobre todo por la mañana) e irritabilidad.

¿Cómo se diagnostica?

En muchas ocasiones el propio paciente no es consciente de los episodios de apnea durante la noche, y son los familiares quienes perciben todos los síntomas. Por este motivo, en la detección de la apnea obstructiva del sueño juega un papel fundamental la pareja o los familiares del paciente. Son ellos quienes detectan la existencia de un ronquido estrepitoso, movimientos corporales frecuentes y paradas en la respiración que terminan con un ronquido mayor de lo habitual.

Hay que destacar que no todas las personas que roncan padecen apnea del sueño ya que existen otros trastornos y enfermedades que pueden causar somnolencia diurna y mal dormir.

Para hacer un diagnóstico correcto, se lleva a cabo un estudio de sueño, también llamado polisomnografía o poligrafía cardiorrespiratoria, que permite determinar si el paciente padece o no este síndrome.

Tratamiento

Entre las técnicas e instrumentos de los que se disponen para el tratamiento del síndrome de apnea del sueño, destacamos los siguientes:

  • CPAP, sistemas de presión positiva continúa en la vía aérea. 
  • BPAP, sistemas que establecen dos niveles de presión por respiración.
  • APAP (avance de los equipos de tratamiento CPAP con la presión del aire en forma automática).

Recomendaciones generales

Para pacientes con síndrome de apnea del sueño

1. Cumpla la prescripción de su médico

En un tratamiento con un equipo de CPAP o con cualquiera de los otros equipos que su médico pueda prescribirle para el síndrome de apnea del sueño, es importante que el paciente sea adherente al tratamiento. La falta de eficacia del tratamiento por no adherencia hace que el médico, que en muchas ocasiones ignora este hecho, no pueda valorar con claridad la utilidad del tratamiento y piense que el diagnóstico y/o el tratamiento no sean correctos. Con un buen cumplimiento, el paciente obtendrá un mayor beneficio en términos de salud lo que se traducirá en una mejora de su calidad de vida.

2. Coloque el equipo de CPAP en una superficie lisa y firme.

3. Duerma las horas suficientes y en horario regular.

4. Evite el consumo de bebidas alcohólicas, estimulantes y comidas copiosas, especialmente por las noches.

5. Evite el consumo de tabaco.

6. Mantenga un peso adecuado, realice una dieta equilibrada y haga ejercicio.

También puede recomendarse el uso de almohadas especiales o mecanismos que impidan que el paciente duerma en decúbito supino (boca arriba).

El papel de VitalAire

Al lado del paciente de síndrome de apnea del sueño

VitalAire le acompaña desde el inicio del tratamiento, poniendo especial atención al momento de la instalación y de seguimiento del paciente, ya que creemos que es donde podemos desempeñar nuestro papel más importante.

En la instalación explicamos al paciente cuáles son las normas generales de uso y mantenimiento del equipo entregado, le explicamos los requisitos de higiene y seguridad que debe seguir durante el tratamiento y le damos respuesta a las preguntas que puedan surgirle.

Durante el tratamiento le haremos un seguimiento a través de varias visitas en su domicilio y/o en el Punto Inspira. Creemos que en estas visitas su presencia es muy importante ya que en ellas evaluamos su adaptación a la terapia. Debe implicarse y ser partícipe de su propio proceso, siendo consciente de que usted está en el centro del mismo. Durante el periodo de seguimiento y en especial, durante las primeras semanas de tratamiento, es fundamental que exista un sistema que permita una detección inmediata de cualquier efecto secundario y que proponga soluciones a los mismos.

¿Qué le ofrecemos?

  • 01

    Cuidados

    El paciente está en el centro de nuestra actividad. Trabajamos para mejorar su calidad de vida.

  • 02

    Experiencia

    Más de 40 años al servicio de los pacientes y los profesionales sanitarios.

  • 03

    Calidad y seguridad

    Protocolos estrictos y seguridad en todos nuestros procedimientos y en la atención al paciente.

Más sobre la Apnea del sueño

El sitio Air Liquide dedicado a la Apnea del sueño