Pasar al contenido principal

El 65% del total de tratamientos de oxigenoterapia que se dan en España responde a pacientes con EPOC

Actualmente, en España tres millones de personas conviven con la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). De ellas, un alto porcentaje de pacientes tiene prescrito tratamiento con oxígeno de forma crónica en domicilio. De hecho, el 65% del total de tratamientos de oxigenoterapia que se dan en nuestro país responde a pacientes con EPOC. Sin embargo, un mal uso del equipo puede producir explosiones, incendios o quemaduras. Mª Ángeles Vives, fisioterapeuta de VitalAire, explica las principales precauciones que deben tener en cuenta los pacientes en el uso de este tipo de terapias dentro del proyecto Inspira360, un canal de contenidos audiovisuales desarrollado por VitalAire que pretende ayudar a los pacientes respiratorios a comprender mejor los distintos aspectos relacionados con su patología y tratamiento. El contenido de Inspira360 cuenta con el aval científico de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

En España tres milones de personas padecen EPOC y un alto porcentaje de pacientes tiene prescrito tratamiento con oxígeno de forma crónica en domicilio

Cuando se es usuario de oxigenoterapia se deben extremar las precauciones de seguridad y por eso, dentro del proyecto Inspira360, VitalAire ha desarrollado un contenido específico sobre este aspecto, para explicar de manera muy didáctica las principales medidas a tener en cuenta. No fumar cerca del equipo de oxigenoterapia es una de las principales recomendaciones para evitar accidentes. Por ello, se debe ser especialmente cuidadoso para que ni chispas ni llamas entren dentro del área del oxígeno.

Además, es importante mantener el concentrador lejos de chimeneas con, al menos, tres metros de distancia. "Por otra parte, es necesario tener cuidado al cocinar, manteniendo el oxígeno alejado de fuentes de calor, grasas o líquidos inflamables. También es importante ventilar periódicamente las estancias donde se emplea el oxígeno, no cubrir los equipos con ningún tipo de material y revisar que sus accesorios se encuentren en buen estado", ha apuntado Mª Ángeles Vives en el vídeo destinado a las preocupaciones con el oxígeno.

No fumar y mantener los equipos alejados de líquidos inflamables, llamas o chispas, son algunas de las principales preocupaciones a la hora de utilizar la terapia con oxígeno

Los equipos cuentan con un dispositivo cortafuego, Firesafe, que permite prevenir situaciones de peligro. "Es una válvula de seguridad pequeña y ligera que impide la propagación del fuego, reduciendo los accidentes relacionados con el mal uso del oxígeno. Se coloca lo más cerca posible del paciente y según el sentido del flujo del oxígeno", se explica en el video.

Según la fisioterapeuta de VitalAire, antes de comenzar el tratamiento con oxigenoterapia es fundamental explicar a los pacientes respiratorios cómo realizar un adecuado uso y mantenimiento del concentrador: "Es importante quitar diariamente el polvo del filtro, ya que la falta de limpieza del equipo repercute en un mal funcionamiento del concentrador disminuyendo la cantidad de oxígeno. También es necesario que los pacientes comprueben que todos los elementos están debidamente conectados para evitar que se produzcan fugas y, por tanto, una falta de adherencia al tratamiento".

Otras fuentes de oxígeno

Los pacientes con EPOC disponen de fuentes alternativas al concentrador que permiten seguir utilizando el tratamiento incluso fuera del domicilio, se trata de los concentradores portátiles. Las distintas fuentes deben ser prescritas por el médico especialista en función de las necesidades de cada paciente.

Las fuentes alternativas de oxígeno deben ser prescritas por el médico especialista en función de las necesidades de cada paciente

"Por otro lado, la botella es una fuente alternativa de suministro para emergencias y cuya finalidad es el apoyo en caso de que el equipo no funcione correctamente", se señala en el vídeo. Otra de las opciones disponibles es el oxígeno líquido, "una modalidad que requiere de un sistema fijo, denominado nodriza, para el uso en el domicilio y de un sistema portátil que permite seguir recibiendo el tratamiento de oxígeno fuera del mismo".

Posibles efectos secundarios del tratamiento con oxígeno

El oxígeno puede producir sequedad en las vías aéreas y otros efectos secundarios como epistaxis, sinusitis, congestión nasal, dolor de cabeza y mareos, entre otros. Para tratar estos síntomas, se recomienda realizar lavados para mantenter la zona buconasal hidratada. En ocasiones, el médico también recomienda un humificador ambiental para que aumente la humedad de la habitación. Así, es fundamental realizar un buen mantenimiento del vaso humificador para maximizar sus beneficios. Esto ayudará a prevenir la contaminación, reduciendo el riesgo de infección.

Puedes leer la noticia completa de iSanidad aquí.

Saber más acerca de

EPOC #INSPIRA360

Leer más